Páginas

domingo, 15 de junio de 2014

Cuatro ciudades del norte de Portugal que no te debes perder

Galicia y norte de Portugal han mantenido a lo largo de los años buenas relaciones basadas en muchos aspectos, pero sobre todo por ser entornos cercanos que participan en un marco de colaboración transfronteriza

A los gallegos nos encanta visitar con frecuencia el país vecino y sentirnos casi como "turistas", teniendo en cuenta que en menos de una hora  podemos trasladarnos a otro estado sin necesidad de coger un avión. 

Mercadillo portugués, artesanía

Su lengua, que entendemos con bastante facilidad por tener mucho en común con el gallego, no es una barrera, más bien al contrario, pues nos gusta practicar nuestro precario portuñol. Pero es que además disfrutamos de lo lindo con su gastronomía, su arquitectura y sus paisajes, tanto es así que en numerosas ocasiones nos trasladamos a pasar el día en alguno de sus pintorescos mercados o simplemente para degustar un sabroso bacalhao, nadie mejor que los propios portugueses saben cocinarlo de tantas maneras.
Pedaleando por la ribera del Miño portuguesa

Queremos pensar que a nuestros amigos portugueses les ocurre los mismo y sienten el mismo deseo de visitar Galicia, prueba de ello es el importante flujo turístico y por ende comercial que existe entre ambas regiones, flujo que ha disminuido de forma considerable por motivo de la crisis económica, dañando especialmente la economía gallega, para la cual la visita de turismo portugués era un factor clave.

Río Miño

En Cobres Rural nos gusta recomendar a nuestros clientes las mejores zonas cercanas para hacer lo más completa posible su visita, dentro de esas recomendaciones siempre hay al menos un día dedicado a visitar alguna de las ciudades portuguesas que más nos maravillan y que se encuentran a poca distancia de nuestras casas.

Se trata de Melgaço, Monçao, Valença do MiñoVilanova de Cerveira, ciudades con las cuales compartimos el rio Miño y el albariño, estupendamente conservadas, con una gastronomía de calidad y que cobran vida los días de mercado:
  • Melgaço celebra su mercadillo todos los viernes, pero cualquier día es válido para disfrutar de la ciudad. Si tu debilidad es la gastronomía, aquí podrás disfrutar de platos que dificilmente podrás probar en otros lugares, cabrito asado, lamprea, truchas y el arroz al Sarrabulho (plato de arroz cocinado con tres tipos de carne). 
  • Monçao aquí vamos a recomendar sin duda una visita al Palacio de Brejoeira, monumento Nacional convertido en museo y bodega. Si te gusta el termalismo, Monçao dispone además de termas con efectos beneficiosos para dolores musculares, enfermedades de la piel, y un largo eceterá de dolencias. Comparte con Valença, La Ecopista, ideal para recorrer a pie o en bicicleta. Su mercadillo se celebra todos los jueves.
  • Valença do Miño es la ciudad amurallada por excelencia, bien conocida por todos por ser Patrimonio de la Humanidad. Dentro de la ciudad fortificada podrás encontrar numerosas tiendas con toallas y mantelería. Su mercadillo se celebra cada miércoles y es visitado por miles de personas.
  • Vilanova de Cerveira si la visitas el sábado tendrás oportunidad de conocer su mercadillo, donde todavía se venden ciertos animales y es además un buen momento para probar algunos de sus quesos y panes.
Valença do Miño

En Cobres Rural te proporcionaremos más información y te recomendaremos los mejores restaurantes. Pincha en nuestro enlace para obtener más información sobre nuestras casas.